RESEÑA DE RUBÉN CASTILLO SOBRE "TOMAS FALSAS"

.

Tomas falsas (V.O.)

.


Rubén Castillo

.

........El escritor y crítico Rubén Castillo ha hecho una reseña crítica sobre el poemario Tomas falsas (V.O.), en su blog Librario íntimo (y antes en el periódico El Noroeste de Caravaca). El autor en un artículo que lleva por título "Poesía murciana para 2011 (1)" habla de dos autores ( en la siguiente entrega hablará de otros dos) que "merecen la alegría (lo de merecer la pena siempre me ha dado rabia, cuando se refiere a la lectura: yo no experimento «pena» por leer libros)" ser leídos: el libro de Joaquín Piqueras y el último poemario de Vicente Cervera Salinas: Escalada y otros poemas. Reproducimos la parte referida a Tomas falsas (V.O.). Infinitas gracias, Ruben.

.
POESÍA MURCIANA PARA 2011 (1)
.
(...)
......La primera obra que desfiló ante mis ojos fue Tomas falsas (V.O.), de Joaquín Piqueras, publicada por el ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. El volumen se abre con un interesante prólogo de Mª Ángeles Moragues Chazarra, donde sitúa con precisión doctoral las páginas del tomo en un terreno que baila entre lo cinematográfico y lo literario. Y es que, ciertamente, son 47 poemas basados en los títulos de otras tantas películas, desde Salida de los obreros de la fábrica hasta Memento. Rótulos que se convierten en punto de arranque para que el poeta de Alguazas desarrolle su particular cosmovisión y su compacta poética, en la que caben la música sencilla («Qué arduo empeño / el ser feliz en esta / vida de perros»), los poemas de homenaje (Pablo Neruda y Luis Alberto de Cuenca saldrían igual de satisfechos tras leer las líneas memorables de Corazón fiel), el vértigo de la filosofía vital («Porque todas las escaleras apuntan /hacia la nada, da igual que subas / o bajes, / todo concluye en un escalofriante / primer plano en el que la vida adquiere / el inefable sabor de la muerte»), las reflexiones sobre la infancia (ese texto titulado Ciudadano Kane, donde la evocación orsonwellsiana se completa de forma sutil con el recuerdo de Jorge Manrique), líneas de respiración haiku (“Extraña vida / si cada día tiene / su cuota de ira”), alternativas para que el lector reflexione sobre un tema propuesto por el vate (Rashomon), los versos de humor en los que se homenajea a los clásicos castellanos («Viene la muerte, tan jodiendo», se lee en Solo ante el peligro), referencias cinéfilas que no resultarán demasiado oscuras para los aficionados («Si me necesitas, ya sabes, / sólo tienes que juntar los labios»), etc.
.
......El texto más importante de este prontuario lírico es, a mi entender, Cinema Paradiso, porque facilita las claves para situarse frente al espíritu del autor: nos cuenta en sus líneas cómo su padre rellenó su vida de películas, y desde entonces le pareció que la vida era una mera y anodina toma falsa.
(...)

2 comentarios:

Rubén dijo...

Soy yo el agradecido, por haber tenido acceso a una obra así, Joaquín. Cuando la vi en Expo-Libro no lo dudé un segundo...

Joaquín Piqueras dijo...

De nuevo, gracias, Rubén.