UNA CANCIÓN "NON GRATA" DE JOAQUÍN PIQUERAS


Joaquín Piqueras, bajo; Aurelio Martínez, guitarra.

CANCIÓN DE CUNA PARA REVOLUCIONARIOS IMBERBES

No puedo dormir.
Todavía escucho la salmodia de las detonaciones
                                                                      ahí afuera.
Los niños empuñan sus armas
para disparar indiscriminadamente contra todo lo que huele a vida,
y se autoinmolan por la infame calderilla
                                                 de ideas que no comprenden.
La carne tumefacta se arrastra por las cunetas
                                                 como pesadas hojas muertas,
y de nada sirven las revoluciones
si no son nanas en la cuna de la inocencia.

Nanas en la cuna de la inocencia.
(Estribillo)

No puedo escapar de este insomnio
sin sumirme hasta los huesos en el reino de los cienos,
y sencillamente canto, aúllo esta canción que suena como magma hiriente
               en el corazón de los hombres: distorsión... rrrrrruido de guitarras eléctricas,
al ritmo de rock, de rap, de punk... para expresar
                                                           mi desconcierto.
Soy Orfeo, Orfeo desafinado que ya se cansó de luchar porque sabe
que de nada sirven las revoluciones
si no son nanas en la cuna de la inocencia.

Nanas en la cuna de la inocencia.
(Estribillo)

No puedo dormir.
Es imposible escapar del estridente canto de las sirenas
                                                          y su orgía de odio y sangre...
Y aquí adentro está el acorde mudo, los arpegios
                           que miran hacia mi ombligo, porque ya renuncié a la lucha:
de nada sirven las revoluciones
si no son nanas en la cuna de la inocencia.

Nanas en la cuna de la inocencia.
(Estribillo)

(Concierto non grato, 2008)

2 comentarios:

Sergio dijo...

Una canción brutal. Su música tiene que ser siniestra... Saludos

Joaquín Piqueras dijo...

Salida directamente de los abismos del alma. Es una melodía "non grata". Saludos, amigo Sergio. Espero que todo vaya bien.