VIAJE A NINGUNA PARTE


El viaje a ninguna parte, 1986


.
¿Y si todo no fuera
más que un ensayo interminable
para un estreno que, al menos
en esta vida, nunca
tendrá lugar? Cuánta pasión inútil
para nada. Una vez que se apaga
la memoria, sólo quedan las sombras.


(Joaquín Piqueras, Tomas falsas, 2010)

3 comentarios:

Gonzalo dijo...

Cuaánta verdad se esconde tras esos versos. Apagada la memoria, solo las sombras.

Un abrazo.

Gonzalo dijo...

Por cierto, la forma del poema, impecable

Joaquín Piqueras dijo...

Gracias, Gonzalo. Habrá que poner todo nuestro empeño en el ensayo.
Un abrazo.