BLUES URBANO EN DO MAYOR

.
Joaquín Piqueras y Leo Fernández
(...)
.
Mi infancia son recuerdos de una calle
y un jardín oscuros donde siempre
maduran las jeringuillas. Allí
crecí colgado de una pesadilla,
en el seno de esta ciudad maldita.
Fueron años duros, de ciega
supervivencia, y luego llegaste
tú con tus mentiras y promesas
para después largarte
sin decir adiós, para dejarme
morir entre efluvios y cenizas
en el seno de esta ciudad maldita.

.
DO FA DO DO FA FA
DO DO SOL FA DO DO

.
Mi guitarra está llorando,
mi guitarra está más borracha
que el piano de Tom Waits,
pero responde a la cadencia ingrata
de los doce compases doce,
...........................................que
son los apóstoles de mi dolor,
doce compases doce,
los apósitos de mi herida,
ahora que esta ciudad dormita
al son de mis insomnios
al son de esta triste melodía.

(Concierto non grato, 2008)

4 comentarios:

Mariano K dijo...

Hermoso blues!

Saludos

Joaquín Piqueras dijo...

Hombre, Mariano. Tú por aquí?, un placer. Gracias. Sabía que te gustaría esta entrada. ¡Blues forever!

Conde Niño dijo...

Y en el recital quedó genial.

(Salud)os

Joaquín Piqueras dijo...

Gracias, amigo.
Salud(os)