OTRA "TOMA FALSA"

.

MATAR A UN RUISEÑOR
.
.................................A Francisco Javier Illán Vivas
.

El asesino no siempre retorna
a la escena del crimen, a veces
se aleja, tiene miedo de ser
descubierto y busca el silencio cómplice
del olvido, vaga sin rumbo fijo
por tierras extrañas, sin esperanza,
y acaba siendo huésped en las antípodas
del recuerdo. Y todavía así
a menudo siente remordimientos,
y le abruma el absurdo deseo
de volver, de desvelar el secreto
de su perverso delito: haber
abortado el canto de un ruiseñor.

.
(Joaquín Piqueras, Tomas falsas V. O., de próxima aparición)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El asesino no siempre retorna a la escena del crimen, pero yo sí, siempre retorno a tu blog para felicitarte. Gran poema.

Manuel

Joaquín Piqueras dijo...

Me gustan ese tipo de crímenes.
Gracias, un abrazo, amigo.