LAS TRIBULACIONES DE UN HOMBRE INVISIBLE

.

.

No soy un ser invisible,

es que siempre estoy solo.

.
(De Concierto non grato, 2008)

4 comentarios:

Gonzalo dijo...

Grandísima reflexión. Yo creo que en el fondo todos somos, por lo menos en algún momento, hombres invisibles. Un abrazo.

Campeador de sombras dijo...

jejejeje...ojalà...
decìa Deleuze: no invisble: Imperceptible.
Un abrazo

Joaquín Piqueras dijo...

Desconozco tu invisibilidad, Gonzalo, pero pienso que algunos somos siempre invisibles.
Un abrazo.

Joaquín Piqueras dijo...

Ahí está, Campeador, esa es la palabra: imperceptibles. La invisibilidad es una metáfora.

Un abrazo.