SOLO ANTE EL PELIGRO

.

El tiempo ha dictado su sentencia,
las manecillas del reloj avanzan
deshaciendo lo poco que te queda
...................................................de vida,
y en ese angustioso compás
de espera de nada sirven los ánimos,
ni las palabras de amor, palabras,
estás solo y ésta es la única verdad,
viene la muerte, tan jodiendo,
y te hallas asustado, pero no
agradecido, pues tu vida acaba,
y tu vivir se desordena para
.................................................siempre.
.
(Joaquín Piqueras, Tomas falsas)

2 comentarios:

Madelyne Blue dijo...

Me ha dejado el cuerpo "raro" este poema...será porque dice verdades como puños,aunque crueles.Nacemos solos y morimos solos,eso es inexorable.
Dos aspectos de esta poesía me han parecido muy interesantes:la estructuración de los versos,con esas rupturas y el uso del verbo "hallarse" en lugar del más previsible "haber" en el verso número diez.
Abrazos.

Joaquín Piqueras dijo...

Hola, Madelyne, muchas gracias por tu, como siempre, inteligente e interesante comentario. No me extraña que este poema te haya dejado el cuerpo "raro", sobre todo, pienso, por el tema tratado, que no es muy agradable. Este poema, en realidad, encierra un guiño no exento de ironía a un poema de Quevedo ( "hálleme agradecido, no asustado;
mi vida acabe, y mi vivir ordene"), lo que explica el uso de verbo "HALLARSE", y a la primera Copla de Jorge Manrique, los dos autores que mejor nos han hecho sentir la angustia del tiempo que pasa y de la inexorabilidad de la muerte. Las rupturas versales son como pies quebrados que rompen los ritmos de los endecasílabos,para que depertemos de nuestro autocomplaciente letargo en el monótono transcurrir de las horas y tomemos conciencia de la terrible verdad, añadiendo además un tono sentencioso.
Un beso, y perdón por el rollo!