Mario Benedetti, in memoriam


El océano es más que un charco,
y la muerte
ha dejado de ser palabra
en el maldito pasatiempo
de la vida.
Acontece un silencio que es la voz
eternal del amor, del compromiso,
en el álbum
de este coleccionista de versos
que con ojos de niño siempre
verá en cada charco un océano.


Joaquín Piqueras


2 comentarios:

angel almela dijo...

Joaquín, desde este lugar de Sierpes y Laúdes, y desde mi corazòn, un saludo en lo eterno a este Poeta que nos ha dejado algo más huérfanos.
SOMOS EL TIEMPO

Joaquín dijo...

Hola Ángel: me sumo a ese "saludo en lo eterno" al gran poeta Benedetti, a quien la muerte ha conseguido arrebatarnos físicamente, pero su obra permanece ahí, indeleble en la memoria de todos, desafiando al tiempo y a la nada.
El nombre de tu blog lo resume todo: "SOMOS EL TIEMPO", nada más.

Un abrazo solidario.